Paola Luksic, una Patagonia feliz

Las redes sociales en la Región de Aysén han explotado a partir de una singular situación generada por una casi silente integrante de la familia Luksic, Paola Luksic Fontbona. Parte del influyente Grupo Luksic que integran Andrónico y Guillermo, hijos del primer matrimonio de Andrónico Luksic Abaroa con Ena Craig , y Paola, Gabriela y Jean-Paul hijos del segundo matrimonio de su padre con Iris Fontbona (Fundaciones Familia Luksic, 2020).

Mediante solicitudes de concesión de uso oneroso de largo plazo al Ministerio de Bienes Nacionales de la Región de Aysén, Paola Luksic a través de la Fundación Parque La Tapera, pretende acceder a unas 15.000 hectáreas, en Sector Ventisquero Montt ¿Por qué tanto alboroto?

El clan Luksic una síntesis

El conglomerado de la familia Luksic, del cual Paola es parte, está liderado hoy por la viuda de Andrónico Luksic Abaroa, Iris Fontbona. Este conglomerado se encuentra en el ranking #124 de las personas más ricos del mundo según al Revista Forbes en 2020. La fortuna calculada de USD$10.800 millones de dólares, nomenclatura latina. Muy por detrás le siguen las fortunas de Sebastián Piñera y familia (US$2.600 millones, Ranking #804) , Julio Ponce Lerou (US$1.700 millones, Ranking #1267), Roberto Angelini y Alvaro Saieh ambos el en ranking #1613, y con una fortuna estimada de cada uno de USD$1.300 millones. Esta introducción representa sólo la punta del iceberg de este el grupo económico más grande de Chile.

Las maravillas de un glaciar

El proyecto de Paola Luksic en el sector Jorge Montt se inicia por allá en el 2014 a 2015 cuando se comienzan a gestar la compra de terrenos. Producto de este proceso a la fecha se han adquirido unos 8 predios, con una superficie acumulada de unas 12.000 hectáreas según la propia líder de la fundación en el diario El Mercurio en abril de 2020. En base a datos del Servicio de Impuesto Internos y fuentes locales se ha verificado una superficie estimada de unas 12.041 hectáreas, con base en cuatro propietarios. (Cuadro 1.)

 Distribución de superficies, propietarios y roles de la Fundación Parque La Tapera en Tortel, Sector Glaciar Jorge Montt. Paola Luksic Fontbona.
CUADRO 1. Distribución de superficies, propietarios y roles de la Fundación Parque La Tapera en Tortel, Sector Glaciar Jorge Montt (En base a datos SII, cartografía e información predial).

La distribución espacial de estos terrenos en torno al Glaciar Jorge Montt y el Parque Nacional Bernardo O’Higgins se muestra en la Lámina 1. Ahí es posible evidenciar la posición estratégica que toman las compras de terrenos que se han consolidado hasta la fecha, a partir de los predios privados adquiridos en estos 5 años, en el sector Glaciar Montt de la Comuna de Tortel.

El Parque Nacional Bernardo O’Higgins es el más grande de Chile con una superficie estimada de 3.525.901 ha. A modo referencia, la superficie de la Región Metropolitana es de 1.540.300 hectáreas, menos de la mitad de la superficie de este parque birregional. La mayoría de las adquisiciones colindan con el límite norte del acceso a este parque y al Hielo Patagónico Sur.

Los predios adquiridos se ubican al final de lo que se ha construido de la Ruta 7 o Carretera Austral. Para poder continuar con la construcción hacia Magallanes, en algún futuro hipotético, será necesario hacerlo a través de sus campos.

En este espacio se encuentra la distancia más corta hoy para acceder vía terrestre al plateau del Campo de Hielo Sur, lo que le permitiría a Chile tener un ingreso privilegiado para el turismo, no sólo por la vía terrestre sino por la vía marítima a cruceros y transbordadores, lo que lo podría convertir a éste lugar en el próximo El Calafate o Torres del Paine de la Patagonia.

Distribución de propiedades Fundación Parque La Tapera, Tortel, Región de Aysén, vinculados a Paola Luksic Fontbona.
LAMINA 1. Distribución de propiedades Fundación Parque La Tapera, según propietarios registrados en el Servicio de Impuestos Internos.

Propiedades Fundación Parque La Tapera

La Fundación Parque La Tapera propiamente tal, la cual cuenta con Registro de Personas Jurídicas otorgada por la Municipalidad de Tortel, suma unas 4.557 hectáreas y 3 predios. El avalúo fiscal de los predios asciende a unos $103.309.225, lo que arroja un estimado de $22.671 pesos/hectárea de avalúo fiscal 2020.

Según su propia página web indica que son “una fundación que trabaja con un equipo multidisciplinario por la conservación y protección de los recursos naturales de la zona de La Tapera. Buscamos conocer y respetar la vida silvestre, integrar a las comunidades cercanas al proyecto y fomentar la educación ambiental en todos los usuarios del parque.”

Sin duda hasta antes del bochorno de la solicitud de concesión a título oneroso que se gatilló a partir del 28 de octubre, el componente de integrar a las comunidades cercanas del proyecto parece que no se había cumplido.

Green Forest Global Reserve C. V

Con 5.615 hectáreas y 3 predios, es un actor desconocido. Según opencorporates esta empresa tiene base de Amsterdam, Holanda, al parecer inactiva. Lo singular es que Holanda está sindicado como el mayor proveedor mundial de servicios de evasión fiscal del planeta, según un informe de 2017 (Uncovering Offshore Financial Centers: Conduits and Sinks in the Global Corporate Ownership Network).

Es inevitable ser suspicaz, al establecer la conexión entre Green Forest Global Reserve C.V – Paola Luksic Fontbona – Fundación Parque La Tapera, como un esquema que podría estar triangulando dineros desde paraísos fiscales.

Cabe ahora indagar acerca de la existencia de esa empresa, el origen de los capitales, la estructura de negocios, la estructura societaria, su estructura de financiamiento y qué condiciones tiene para invertir en Chile.

Inversiones SMLP Chile Limitada

Con 706 hectáreas y 1 predio en la ribera norte del Río Pascua, Inversiones SMLP Chile Limitada es la tercera empresa que está asociada a este proyecto.

En 2014 Paola Luksic toma el control de Inversiones SMLP Chile, cuya matriz se encontraba radicada en Silent Mountain LP, una sociedad conformada en Nueva Zelanda, para ello aportó en ese tiempo US$29 millones (La Segunda).

Otro cuestionado país calificado como paraíso fiscal fue Nueva Zelanda, en 2016 (BBC, 2016).

Water of Patagonia S.A.

Este predio en el SII aparece con los nombres de los propietarios anteriores quienes merecen un capítulo especial. Water of Patagonia S.A. que tenía el proyecto de transportar agua dulce mediante acuíferos flotantes arrastradas por remolcadores o buques , desde Tortel hasta los centros mineros del norte de Chile, desarrollando incluso algunas iniciativas con jeques de los distintos países árabes petroleros, tenía una posición no sólo en terrenos sino también con varios derechos de agua consultivos en diferentes cauces costeros de Tortel, para desarrollar su proyecto.

¿Paraísos fiscales y compra de predios?

La inevitable conexión con los paraísos fiscales de la familia Luksic aparecen no sólo en los Panamá Paper. Tanto Andrónico, como el esposo de Paola, Oscar Lería Chateau, están nominados en esa base de datos que conmocionó al mundo (CIPER CHILE, 2016).

La emergencia de al menos tres vínculos con paraísos fiscales de sociedades de inversión relacionados a Paola Luksic o parientes, resulta interesante ya que hipotéticamente al evitar o eludir legalmente el pago de impuestos en Chile o en otros países, les permitiría adquirir activos en el territorio a través de empresas propias en paraísos fiscales.

Este escenario potencial basado en estas evidencias preliminares, configura un mecanismo alternativo para el financiamiento y adquisición de terrenos que es necesario de validar, mediante el uso de paraísos fiscales.

La solicitud de la discordia

Para la Sesión Ordinaria del Consejo Regional de Aysén N°20/2020, Tabla 29, del día 30 de Octubre 2020, se había fijado la presentación de solicitud expediente 11CO467, cuyo solicitante era la Fundación Parque La Tapera.

La presentación previa del Seremi de Bienes Nacionale de Aysén, Alejandro Escobar Neumann, quien fuera recordado por tratar de “viajas de mierda” a dirigentas del comité de vivienda Newen de Tortel en agosto de este año, (CHILEVISION, 2020), contaba de tres láminas de información, acerca de la solicitud, de las cuales sólo dos aportaban información significativa a los Consejeros Regionales, la ubicación y los detalles generales de la solicitud (Figura 1, Figura 2).

Ubicación de la solicitud, Fundación Parque La Tapera, Tortel.
Figura 1. Ubicación de la solicitud, Fundación Parque La Tapera, Tortel.
Solicitud de Concesión Fundación Parque La Tapera, Tortel.
FIGURA 2. Solicitud de Concesión Fundación Parque La Tapera, Tortel.

Solicitud express

La comunidad tortelina así también como muchos pobladores y ocupantes de Aysén, tienen un largo historial de conflictos y solicitudes pendientes por décadas en el Ministerio de Bienes Nacionales. Por lo que se ha podido recabar, la solicitud habría sido presentada en febrero de 2020, y luego de 8 meses había cumplido todos los requisitos para ser presentado al Consejo Regional, sólo a modo de consulta no vinculante.

Es más, una parte importante del terreno había sido solicitado por un poblador de Tortel y, además del retraso de años, finalmente fue denegado por Bienes Nacionales.

Trato preferencial

El segundo componente de la indignación fue el trato preferencial, ante el evidente fast track recibido debido al nexo de la presidenta de la fundación, por lo que ante las discriminaciobes y humillaciones que deben recibir los pobladores y habitantes del territorio permanentemente de los funcionarios, seremis y hasta de ministros de bienes nacionales, cuando requieren resolver sus requerimientos, resultaba comprensible el malestar.

Magnitud de la superficie

Por otro lado, y en muchos casos, la magnitud de las solicitudes que muchos pobladores tiene en Bienes Nacionales en Tortel, van desde metros cuadrados hasta algunos cientos de hectáreas, en algunos casos sobre mil. Una solicitud de 10.000 hectáreas representa una molestia evidente, signo de la frustración. Posteriormente se conoció que con otra solicitud, pretendían incrementar otras 5.000 hectáreas, por lo que lograrían finalmente 15.000 hectáreas adicionales, lo que les permitiría más que duplicar la superficie que ya actualmente la Fundación.

Expulsión y empobrecimiento

De acuerdo a análisis cartográficos que realicé de la a comuna de Tortel, se estima que tiene unas 2.014.673 hectáreas, siendo la sexta comuna más grande de Chile. De ella alrededor del 90%, 1.821.856 hectáreas de su superficie comunal, es Área Silvestre Protegida (Cuadro 2). Entre terrenos fiscales y sin información asociado a fiscal, determiné que hay unas 166.000 hectáreas (8,3%). Sólo existirían de terrenos privados unas 21.078 hectáreas, el 1,0% de la superficie territorial, y de los cuales la Fundación Parque La Tapera ya con centraría más del 50% de esa superficie privada de la comuna de Tortel.

Por lo tanto, las oportunidades y posibilidades de desarrollar actividad económica, en terrenos que además son complejos, están muy constreñidas. Entregar estas superficies adicionales implica la reducción clara de oportunidades para las nuevas generaciones de tortelinos. Por ello, los pocos espacios públicos disponibles y su uso son un tema extremadamente sensible en la comunidad.

Cuadro 2. Distribución de superficies de la comuna de Tortel.

Terrenos estratégicos

Una vez adquiridos todos los sitios privados del territorio contiguo, el avance sobre el lote de 10.062 hectáreas en solicitud, cerraba completamente el acceso más fácil y expedito a Campo de Hielo Sur que existe hoy para Chile a través del Glaciar Lucía.

Un desarrollo de carácter turístico con acceso terrestre al plateau o mesetas de hielo en éste campo de hielo, resulta de un potencial económico y de desarrollo enorme para la gente de Tortel y Aysén actual y las generaciones venideras. Tiene el potencial de convertirse en El Calafate Chileno. La concentración que pretende la Fundación Parque La Tapera y su presidente, evidentemente limitan esas opciones.

Por otro lado, pone trabas a la continuidad de la Carretera Austral. Los terrenos que ya posee de manera privada, así como los que pretende adquirir dificultan las opciones para desarrollar alternativas de continuidad sobre uno de los más grandes desafíos de ingeniería e inversión que va a tener Chile para lograr conectividad terrestres entre Bajo Río Pascua en la Región de Aysén, y Río Serrano en la comuna de Torres del Paine, o la Península Antonio Varas en la Comuna de Natales en la Región de Magallanes, bordeando todo el Campo de Hielo Sur.

Situación de tierras en el sector Jorge Montt, comuna de Tortel,  con la solicitud de 10.000 hectáreas de Fundación Parque La Tapera, Paola Luksic
LAMINA 2. Situación de tierras en el sector Jorge Montt, comuna de Tortel, con la solicitud de 10.060 hectáreas de Fundación Parque La Tapera.

Valor de la compra o arriendo

Entre otros aspectos poco claros, no se logró explicar si la solicitud implicaba la compra o el arriendo.

En la eventualidad de una compra según la información de la SEREMI (Figura 2), ésta alcanzaría las 9.162,53 UF o unos $264,132 millones de pesos, lo que equivale a un valor de $26.253 pesos por hectárea.

Otras fuentes (Interferencia, 2020) indican que se trataría de un arriendo de unas 450 UF anuales, lo que implica un valor de arriendo de 0,044 UF/hectárea/año o unos $1.290 $/hectárea/año de arriendo.

En ambos escenarios, con un buen marketing, dado el valor natural y de paisaje del sector, es factible de ser recuperado rápidamente.

En algunas ocasiones para los habitantes de Tortel ha sido posible, con otras gestiones ministeriales, acceder a precios de similares características, pero luego de grandes presiones comunitarias.

Discurso de presentación: ¿Altruismo verde?

En el emotivo discurso de presentación de la presidenta de la Fundación Parque La Tapera, resaltó lo impresionante de la belleza del glaciar, comparándolo con otros lugares del mundo.

Respecto a la libertad y conexión que percibe en la naturaleza y el estado de percepción, le inspiran el afán de protegerlo.

Cabe recordar que el origen de la fortuna familiar ha estado precisamente en una de las actividades con mayor impacto ambiental en Chile: la minería. Producto de lo mismo, a través de múltiples empresas filiales, el grupo Luksic ha estado en el tapete de muchos conflictos ambientales y sociales con las comunidades en diversas localidades de Chile: Enex, Antofagasta Minerals con icónicos conflictos como el Tranque de Relaves El Mauro de Los Pelambres, CCU, Mejillones, Quintero-Puchuncaví, por mencionar algunos, pero también en otros países, como Estados Unidos con Twin Metals.

Es por ello que el speach motivacional de la presentación resulta a lo menos contradictorio con la realidad y génesis de los negocios familiares, a quienes les persigue su huella ambiental, y también la huella política.

Una historia que no es nueva

Lo que está ocurriendo en Tortel, no es nuevo, de hecho su hermano Andrónico en la contigua comuna de O’Higgins ya había alcanzado más de 30.000 hectáreas a 2015, a través de una agresiva campaña de compras, lo que cambió el panorama de la tenencia de tierras en la comuna (Ver el documento de Nuñez, Alsite y Bello, 2016)

En 2012 Andrónico planteó ante la Seremi de Bienes Nacionales de Aysén, nuevamente, un proyecto de protección de huemul, para lo cual deberían concesionar 12.000 hectáreas de un predio que históricamente habían sido usadas por los pobladores de esa comuna como veranada para pastoreo de ganado, y también catalogado como Bien Nacional Protegido. (El Mostrador, 2012)

En ese tiempo y en medio del conflicto social “Aysén: Tu problema es mi problema”, la comunidad de Villa O’Higgins también protestó tomándose el aeródromo de la localidad, entre otros, por el problema con el empresario.

Tortelinos priva’os

El malestar de los tortelinos no se suscita exclusivamente por esta situación con Bienes Nacionales, sino de una relación compleja con éste ministerio en el tiempo, que data de décadas. Algunos ejemplos.

El Seremi de las “viejas de mierda”

La indignación en la comunidad tortelina no ha sido menor y por partida doble. Por una parte lo que solicita la fundación, y por otro, el intermediario que la promueve, el mismo SEREMI de las “viejas de mierda”, con el mismo ministerio sobre el cual penden una multitud de peticiones de años. Alejandro Escobar (RN) por esta situación estuvo bajo mucha presión para su renuncia (Cooperativa, 2020).

Ex-Seremi Gabriel Pérez

El anterior Seremi de Bienes Nacionales Gabriel Pérez, después de una disputa nuevamente con pobladores presentó su renuncia (Cooperativa, 2019). Una de las actuaciones en Tortel habría sido retirar un contrato de arriendo de un terreno fiscal a una pobladora quien había hecho inversiones en ese terreno, para entregárselo a una empresa que estaba construyendo la red de alcantarillado de la localidad. Posterior a estos eventos, en diciembre de 2019 presentó su renuncia al cargo y fue reemplazado por Alejandro Escobar (RN), el Seremi de Bienes Nacionales a la fecha.

Comité de Tierras de Tortel.

Víctor Osorio Ex-Ministro de Bienes Nacionales, intruso inoportuno

A través de la nota de Interferencia sobre la concesión, se entrevistó al Ex Ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio. Sin duda uno de los mejores ejemplos de la transversalidad con que ese ministerio, independiente de los gobiernos, ha actuado a contramano de los intereses y solicitudes históricas de los pobladores del territorio. Conociendo el hecho de Primera mano, ya que correspondió realizarle la presentación sobre la situación de la tenencia de tierras de un grupo de pobladores del Distrito Glaciar Steffen, debido a un proceso de redefinición de los límites del Parque Nacional Laguna San Rafael, en el sector sur de Campo de Hielo Norte, en el área lindante al Glaciar Steffen.

En diálogo con el ex-ministro de Bienes Nacionales (2014-2016) Víctor Osorio, con pobladores e hijo de pobladores de Distrito Steffen de Tortel y el alcalde de Tortel (Noviembre 2014)

A pesar de toda la evidencia, informes, respaldos, documentos, mapas entregados, fue incapaz de entregar una respuesta durante su mandato, y los pobladores de Steffen aún siguen esperando.

Licitaciones desconectadas con la gente

Otro ejemplo lo constituye la actual licitación del mismo ministerio sobre terrenos al interior de la Zona Típica de Tortel (Ministerio de Bienes Nacionales, 2020)

Caleta Tortel

  • Región: Aysén
  • Provincia y comuna: Capitán Prat, Tortel.
  • Tipo de proyecto: Turismo, Conservación y Patrimonio
  • Modalidad de oferta: Venta
  • Superficie: 2.042,07 m2.
Licitación terreno Caleta Tortel

Así también otra licitación por 2.783 hectáreas en Puerto Yungay (Bienes Nacionales, 2020).

Puerto Yungay

  • Región: Aysén
  • Provincia y comuna: Capitán Prat, Tortel.
  • Tipo de proyecto: Turismo, Conservación y Patrimonio
  • Modalidad de oferta: Venta
  • Superficie: 2.783,00 hectáreas en cuatro lotes.

Estos ejemplos constituyen sólo un resumen de innumerables situaciones sobre la relación distócica y sistemática de Bienes Nacionales con las comunidades de Aysén.

Colofón inconcluso

El debate sobre la tenencia, uso y solicitudes de tierras fiscales en Aysén, y en Tortel en particular, es una situación pendiente y de arrastre. Existen muchas situaciones en que ese ministerio traspasó terrenos fiscales a pobladores de Aysén en general y de Tortel en particular, de hecho soy uno de esos beneficiados con un terreno de unos 200 m2 en la localidad de Caleta Tortel, a un precio muy conveniente, que reconoce esfuerzos previos, y que se desarrolló bajo un programa del gobierno regional de Aysén y ejecutado por el Ministerio de Bienes Nacionales. Una cincuentena de otros pobladores dentro de Caleta Tortel pudieron también tener por fin un terreno regularizado, y en propiedad, que pudiera efectivamente consolidar certeza jurídica sobre terrenos fiscales donde ya habíamos desarrollado infraestructura residencia y comercial, y poder, entre otros, acceder a beneficios públicos normales en otros lados, como subsidios de vivienda o de fomento para desarrollar emprendimientos productivos.

Aún así, la iniciativa llegó tarde para muchos otros pobladores, algunos que murieron esperando.

El tema tiene una importancia tan significativa que constituye un baluarte político del territorio. Diversos parlamentarios, consejeros regionales, alcaldes, concejales entre otros, suelen incorporarlo como hito de propaganda, algunos más exitosos que otros.

La solicitud de Paola Luksic, a través de Fundación Parque La Tapera en Tortel, resulta en un clímax contextual, no sólo de las desavenencias locales con el Ministerio de Bienes Nacionales en general, sino de una praxis política que facilita a ciertos ciudadanos más beneficios que a otros, sometiendo a las comunidades a arbitrios de ese tipo.

Lo ocurrido en Tortel con respecto a esta licitación, requiere una mayor revisión, pero no sólo eso, requiere respeto. No se critica que Paola Luksic adquiera terrenos privados, muchos propietarios de Tortel recibieron importantes sumas de dinero por esas adquisiciones. Lo que se manifiesta es respecto de la forma y las consecuencias sobre bienes públicos de un territorio con necesidades que podrían aportar de otra manera. ¿Necesita Tortel más áreas de conservación?. La iniciativa no está suspendida.

Las condiciones nacionales desde el estallido social, pandemia y el último plebiscito constituyente y sus resultados, buscan cambios profundos en la manera como se han venido haciendo las cosas en el país, en particular por el abuso de grupos económicos, élites políticas, altos mandos de las fuerzas armadas y de orden, religiosas, de justicia y de instituciones públicas que bajo el mando de ciertas autoridades han destrozado la fe pública, cooptando casi todas las esferas del poder en su beneficio, concentrando cada vez más influencia, y generando una desconexión profunda entre las comunas del oriente de Santiago con el resto del país.

La belleza de los paisajes y la naturaleza de Aysén, y en particular de Tortel, constituyen un valor no sólo económico que requieren una forma de administración que no se base ya en la apropiación y concentración. Para Tortel, una comuna expoliada y sin grandes opciones aparentes de actividad económica, el potencial de su espacios naturales ha constituido su forma de vida y también su proyección futura. Sin embargo requiere de un cambio que promueva una estrategia de desarrollo territorial consecuente. 523 habitantes tiene la responsabilidad de gestionar un territorio natural más grande que la Región Metropolitana, y necesita apoyo en ese proceso, porque puede contribuir al desarrollo de la Región de Aysén y del país con ese potencial natural.

Sin embargo, algunas prácticas enquistadas en el aparto público y político regional y nacional, tienen que cambiar,… de alguna manera. Aún así, Patagonia sigue siendo sublime.

Pavimentar la Carretera Austral en el sur de Aysén cuesta $2.000 millones de pesos el kilómetro

En el primer artículo revisé cuántos kilómetros se necesitan pavimentar en el Sur de Aysén, para poder contar con una ruta que tenga un estándar de carácter nacional, que permita facilitar la calidad de vida de los habitantes del sur de Aysén. Éste artículo estima el costo y el tiempo necesario para pavimentar un kilómetro de Carretera Austral Sur.

Estrategia de Pavimentar la Carretera Austral Sur

Para abordar una estrategia de desarrollo para el sur de Aysén, que permita corregir y nivelar propendiendo a un desarrollo económico y social, basado en las ventajas ambientales excepcionales, se requiere considerar tanto el modo de intervención, así como, la eficiencia y eficacia de la asignación de recursos y el tiempo de impacto de estos.

Actualmente la principal falencia está relacionada con la conectividad física y digital en el territorio. La estrategia para abordar la conectividad física está basada en la continuidad de la pavimentación de la Carretera Austral al sur de Coyhaique, sin embargo, se requieren entre $1.500 a $2.000 millones de pesos de inversión pública por kilómetro y la tasa de pavimentación está en un ritmo de entre 5 a 6 km/año, según datos preliminares. Sin embargo, estos datos necesitan ser revisados de acuerdo a la evidencia actual.

Con unos 13 km al sur de Villa Cerro Castillo, restan unos 195 km para pavimentar hasta Cochrane, lo que podría tardar en concretarse a este ritmo en unos 40 años. Aun así, hay localidades más al sur de Cochrane, y ramales como la ruta Puerto Guadal – Chile Chico, que abarcan sobre 600 km pendientes en total de pavimentar en el sur de Aysén.

Caso pavimentación Carretera Austral Ruta 7 Sur: Cerro Castillo – Alcantarilla La Cascada

El primer caso a analizar es el proyecto Código BIP 30271072-0, MEJORAMIENTO RUTA 7 SUR. SECTOR: CERRO CASTILLO-ALCANTARILLA CASCADA.

Este proyecto enmarcado en Plan de Zonas Extremas e Aysén, contempló la ejecución de las obras necesarias para la pavimentación de 30 kilómetros de la Ruta 7 sur en el sector comprendido entre Cerro Castillo unos 95 kilómetros al sur de Coyhaoque y Alcantarilla La Cascada. Cuenta con Rate RS desde el año 2014.

Situación Actual

Este proyecto a la fecha, marzo de 2020, tiene construidos unos 13 km de pavimento entre Cerro Castillo y Laguna Verde, y 17 km de obra básica entre Laguna Verde y Alcantarilla Cascada.

Descripción estado actual (Marzo 2020) MEJORAMIENTO RUTA 7 SUR. SECTOR: CERRO CASTILLO-ALCANTARILLA CASCADA, 13 km de pavimento y 17 km de obra básica.

Monto de Inversión

En moneda presupuestaria de 2020, el proyecto contempla una inversión de $57.865 Millones de pesos, de los cuales se han cancelado, a 2019, $48.087 millones de pesos, quedando pendientes de pago unos $14.777 millones de pesos (moneda presupuestaria de 2020) (CUADRO 4), lo que representa una ejecución presupuestaria del proyecto de 74,5% del presupuesto total, quedando pendiente de ejecutar el 25,5%, en un periodo de tiempo de dos años, según se desprende de la Ficha IDI actualizada a marzo de 2020.

CUADRO . Solicitud de Financiamiento proyecto código BIP 30271072-0, MEJORAMIENTO RUTA 7 SUR. SECTOR: CERRO CASTILLO-ALCANTARILLA CASCADA.

FUENTE: Ficha IDI, Banco Integrado de Proyectos, Ministerio de Desarrollo Social y Familia, https://bip.ministeriodesarrollosocial.gob.cl,  (Marzo-2020)

Tiempo de Ejecución

El proyecto original presentado al Banco Integrado de Proyectos en 2014, contemplaba una ejecución desde 2014, como inicio y finalización a 2018, sin embargo, la evidencia del avance del proyecto, contempla aún inversiones para 2020, y eventualmente en 2021.

Cronograma original de ejecución proyecto código BIP 30271072-0, MEJORAMIENTO RUTA 7 SUR. SECTOR: CERRO CASTILLO-ALCANTARILLA CASCADA (Año 1, 2014).

FUENTE: Ficha IDI proyecto original.

Por lo tanto, para estos 30 kilómetros iniciales entre 2014 y 2019 se han pavimentado unos 13 km del proyecto y quedan pendientes de pavimentar 17 km, lo que presenta obra básica concluida.

Inversión por Kilómetro Pavimentado

Teniendo presente el valor de la inversión total a valor de moneda presupuestaria 2020, donde se contempla una inversión total de $57.865 Millones de pesos, para una pavimentación de 30 kilómetros, se obtiene que la Inversión Pública por kilómetro pavimentado estaría en torno a los $1.928,8 millones de pesos el kilómetro de carretera austral sur pavimentada.

Cuadro Resumen de Indicadores Básicos de Eficiencia Técnica y Económica

A partir de la información anterior, con valores de moneda presupuestaria 2020, se entrega un resumen de indicadores del proyecto código BIP 30271072-0, MEJORAMIENTO RUTA 7 SUR. SECTOR: CERRO CASTILLO-ALCANTARILLA CASCADA

INDICADORVALORUNIDAD
   
Monto de la Inversión$57.865millones de pesos
Tiempo entre inicio y término8Años (2014-2021)
Kilómetros pavimentados30km
   
Tasa de Pavimentación3,75km/año
Inversión por Kilómetro Pavimentado$1.928,8millones de pesos el kilómetro
Resumen de indicadores de desempeño proyecto código BIP 30271072-0, MEJORAMIENTO RUTA 7 SUR. SECTOR: CERRO CASTILLO-ALCANTARILLA CASCADA, en base a valores proyectados y moneda presupuestaria 2020

Conclusión

Continuar con este modelo de desarrollo de conectividad física, no contribuye a genera un salto significativo en un corto tiempo, dado que se invierte una gran cantidad de recursos públicos para un avance lento, por lo que se hace necesario realizar una revisión de esta estrategia para mejorar la calidad de vida en el sur de Aysén.

Revisa el artículo previo sobre los kilómetros necesarios para pavimentar el sur de Aysén: ¿Cuántos kilómetros se necesitan para pavimentar el sur de Aysén?

Aysén y Salmonicultura

Artículo originalmente publicado en el Diario El Divisadero en junio de 2015, que revisa la situación de Aysén frente al desarrollo salmonero, su importancia relativa en producción y economía.

Importancia de la Región de Aysén para la salmonicultura en Chile

La región de Aysén genera en torno al 48,5% de la producción de salmónidos de Chile a 2014, unas 407.128 toneladas. La región de los Lagos aporta con el 46,9% de la producción, y aporta con unas 393.421 toneladas. Para poder generar esos niveles de producción se han debido generar condiciones para que las convenciones acuícolas se ubiquen en el territorio marítimo aysenino o maritorio regional, donde gran parte del archipiélago de los Chonos y de las Guaitecas han sido sujeto de una carrera olímpica por acaparar la mayor cantidad posible de concesiones. Las cifras lo indican, en 2013 existían unas  708 concesiones distribuidas en 37 barrios sanitarios salmoneros, pero sólo unas 276 concesiones de acuicultura, es decir, un 39% de ellas fueron utilizadas para engordar salmónidos.

Este proceso de acaparamiento se ha hecho ha  sin duda  a costa de grandes  sacrificio de la Región de Aysén.

Regalías de la Región de Aysén a la Salmonicultura

Ha debido ceder parte importante los límites marinos de la Reserva Nacional Las Guaitecas a la actividad salmonera, es decir, un área de conservación del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas ha sido sacrificada para el desarrollo de la industria. Esta Reserva Nacional abarca más de 1.065.000 hectáreas en ambientes terrestres, lo que representa el 20% de los SNASPE de la Región de Aysén, los que al considerar sus límites marinos podría estar llegando a una superficie de 1.915.000 hectáreas. Es decir, unas 800.000 hectáreas marítimas de la RN Las Guaitecas quedaron susceptibles de formar parte de las Áreas Aptas para la Acuicultura o AAA de la Región de Aysén. Ello sin considerar los límites marítimos del Parque Nacional Isla Magdalena, donde se emplazan otras AAA, y parte de los límites marítimos del PN Laguna San Rafael en sector Estero Cupquelan, donde desagua el Río Exploradores desde el Glaciar Exploradores, ruta de navegación para las embarcaciones de turismo que efectúan viajes al Glaciar San Rafael en programas de turismo desde Puerto Tranquilo. También porciones del límite marítimo del PN Bernardo O’Higgins en el sector Glaciar Jorge Montt en la comuna de Tortel, tienen establecidas AAA.

Existe un dictamen de la Contraloría General de la República que impediría el establecimiento de AAA y de concesiones de acuicultura en los límites marinos de los Parques Nacionales que los tienen.

El establecimiento de concesiones para la salmonicultura, también se ha hecho a costa de la actividad pesquera artesanal de Aysén, en particular los fondeaderos para la navegación y rutas de navegación, además de algunas zonas de extracción de recursos bentónicos, por mencionar algunas.

En lo medioambiental, las prácticas productivas donde la sobrecarga de peces en las columnas de agua, ha generado condiciones de hipoxia (bajo nivel de oxígeno en el agua) o anoxia (sin oxígeno) por procesos de aumento del nivel de compuestos orgánicos asociado a la degradación por pérdidas de alimento no consumido que se depositan en los fondos de los centros salmoneros y las fecas de los propios salmones.

¿La Región de Aysén ha ganado algo con la salmonicultura?

Ahora bien, surge la pregunta de si ha valido la pena ese sacrificio como aporte al desarrollo regional.

La primera arista es el aspecto económico en el aporte regional. Pues bien, mientras la región de Aysén aporta con el casi el 50% de la producción de salmones de Chile, sólo exporta unos $239,36 millones de dólares a 2011, mientras que la Región de los Lagos exporta unos $2.409,50 millones de dólares a 2011 (En base a datos del Servicio Nacional de Aduanas). Es decir, con el 48,5% de la producción nacional de salmones, la Región de Aysén aportaría con sólo el 8,8% de las exportaciones nacionales de salmónidos (en base a datos de aduana, 2011) y la Región de Los Lagos, que cosecha el 46,9% de la producción nacional, percibe casi el 90% de los ingresos por concepto de exportaciones de salmón de Chile. La industria salmonera indica que aporta con un 20% del PIB regional de Aysén. Sin embargo, aduce que los desafíos del desarrollo salmonero para Aysén son: conectividad, mano de obra, energía y la ausencia de un relleno sanitario industrial.

En segundo lugar el componente de empleabilidad donde el mismo representante de Salmón Chile en Aysén reconoce que “la salmonicultura entrega empleo directo a 5.500 personas en la Región de Aysén. De esta cifra, 3.700 trabajan en centros de cultivos (67%). El resto (unos 1.800 personas, 33%) en las plantas de procesamiento, administración y piscicultura. De las 3.700 personas, el 70% viene de otras regiones” (Revista Aqua 182, marzo 2015). Es decir, para desarrollar la actividad salmonera en Aysén se requiere mano de obra de otras regiones. Por lo tanto la línea argumental de generar empleo parece no ser realmente un beneficio para el desarrollo económico regional, dado que los ingresos pagados por sueldos y salarios a los trabajadores de la salmonicultura, se gastarían principalmente en otras regiones del país, quedando a nivel regional, el consumo en restaurantes, el transporte marítimo y terrestre del personal hacia los aeropuertos o puertos y los hospedajes en los cambios de rol de los centros.

Otro componente es el desarrollo de los servicios vinculados al desarrollo de la industria. Qué decir. ¿Dónde están las empresas que transportan las cargas de los centros salmoneros de Aysén por vías marítimas? ¿Las empresas que desarrollan productos veterinarios para el tratamiento de enfermedades?¿Las empresas que desarrollan tecnologías para todas las fases del ciclo salmonero?¿las empresas que producen alimentos para los peces?¿Las empresas que prestan servicios de buceo para mantención de centros y extracción de mortalidad?¿Las empresas que proveen servicios de transporte aéreo de personal? La respuesta es por todas conocidas. La gran mayoría de esas empresas tiene su asiento en la Región de los Lagos, generando aporte y desarrollo económico a esa región a partir de la explotación de recursos de Aysén.

Sólo por mencionar. El PIB de la Región de los Lagos a 2013 es de unos $2.686.048 (millones de pesos de 2008), mientras el PIB de la Región de Aysén es de unos  $561.966 (millones de pesos de 2008) y de Magallanes unos $887.953 (millones de pesos de 2008). En el caso de la Región de Los Lagos, el 11% del PIB es por la Industria Manufacturera (procesamiento de productos), 11,3% por transporte (marítimo, terrestre y aéreo) y 11,2% por servicios financieros (créditos, capital de trabajo entre otros), elementos claves de la industria salmonera y pesquera. En Aysén, 2,2% es industria manufacturera, 5,8% es Transporte y 2,5% Servicios Financieros y Empresariales.

La Región de Aysén está subsidiando el desarrollo económico de la Región de los Lagos

En resumen, desde el punto de vista económico, debido a las falencias estructurales de la región de Aysén ya conocidas por todos, el territorio de Aysén se encuentra subsidiando el desarrollo económico de la Región de los Lagos, a costa del sacrificio de bienes públicos de la región, y con aportes marginales desde el punto de vista del beneficio económico a las localidades.

En ese sentido, la intendenta de Aysén Ximena Órdenes ha sido muy clara en la entrevista entregada a la Revista Aqua (Nº 182, Marzo 2015): “El gran desafío es que la producción de salmónidos sea procesada en nuestra región” comprendiendo las implicancias en capturar el mayor valor agregado posible de la industria en la región.

A costa del impacto ambiental de las aguas costeras de Aysén

La otra arista es la ambiental. Ya se indicó previamente el sacrificio sobre bienes públicos que ha debido hacer la región para el desarrollo de la industria, en este caso su borde costero y límite marinos de SNASPE. Pero además las consecuencias ambientales sobre las sobrecarga de peces en los centros, sobre la contaminación y degradación de las columnas de agua y fondos de mar en los sectores que se instalan, no sólo por los alimentos que caen al fondo y las fecas de los salmones sino también los usos y/o abusos de antibióticos para el control de enfermedades. Botón de muestra: en el año 2013 la industria salmonera nacional habría utilizado unos 450.700 kilos de antibióticos, léase bien 450 toneladas de antibióticos, mientras que en el mismo año en Noruega que produce más salmones que Chile se utilizaron 972 kilos, 0,972 toneladas. Llevado a burdo análisis de tratamiento para un refrío con penicilina en pastillas, alcanzaría para tratar por una vez a unas 37.558.333 de personas en un año, asumiendo 500 mg, cada 8 horas por 8 días (0,012 kg de penicilina por persona por tratamiento para adultos). Esos antibióticos van a para en algún porcentaje al medioambiente modificando las cadenas tróficas de las relaciones ecológicas de los ambientes marinos donde se insertan. Quizá los pescadores artesanales puedan contarnos qué pasa cuando hay tratamientos de salmones asociado a virus ISA, SAR`s y Caligus. Es decir, algo no está funcionando bien en la industria salmonera nacional en lo sanitario y por defecto en lo ambiental.

La industria en conjunto con SUBPESCA, buscan hoy ampliar sus áreas de operaciones en la región. Se necesitan nueva zonas para desarrollar su actividad, declarar nueva áreas aptas para la acuicultura, relocalizar centros que ya no pueden utilizar por los niveles de contaminación, entre otras cosas. Para ello propenden a la expansión y relocalización hacia zonas sensibles de Aysén. La incipiente industria turística ha percibido el problema. La salmonicultura atenta contra el principal valor de Aysén para su desarrollo, la naturaleza  y su patrimonio ambiental y cultural. También la pesca artesanal.

La necesidad de debates sobre el desarrollo de la industria salmonera en Aysén

Creo que es el tiempo para iniciar un debate sobre lo que la región espera y de cómo resolver el desafío de que efectivamente la industria salmonera deje mayor valor agregado de su producción en Aysén, más que aumentar las superficies para desarrollar su actividad a costa de otros sectores productivos regionales como pesca artesanales y turismo, comunidades locales, comunidades y pueblos originarios litorales, entre otros, así también cómo desarrolla su prácticas productivas. Creo también que Aysén ya no debe seguir subsidiando el desarrollo de otra región a costa de perder o deteriorar su patrimonio ambiental, sin beneficio económico para nuestra región. Es el tiempo de que Aysén en conjunto con las diversas industrias y actividades económicas, resuelva los temas estructurales de desarrollo económico, ambiental y social, y focalice las estrategias de acción, más que de las políticas públicas nacionales, sobre la base de un desarrollo verdaderamente regional,  de lo contrario aumentarán los riesgos de movilizaciones sociales y los desequilibrios territoriales.

Espero no estar hablando de esto en unas décadas más cuando ya no quede actividad salmonera, como hoy casi no queda actividad pesquera en la región, hipotecando, literalmente,  nuestro  territorio marítimo y nuestro desarrollo regional.