Glaciar Jorge Montt en el Hielo Patagónico Sur

Hielo Patagónico Sur para todos

El Sector Montt – Bergues en Tortel requiere una estrategia de desarrollo alternativa a la iniciativa privada conservacionista de Fundación Parque la Tapera de Paola Luksic Fontbona, las que mejoren la accesibilidad e integración, promueven actividad económica y social en Aysén y Patagonia, y permitan accesibilidad a un territorio con un valor ambiental y paisajístico excepcional a todos los chilenos, en particular sobre terrenos fiscales.

Referencia

Durante mi estadía profesional en la Municipalidad Tortel entre 2011 y 2016 me correspondió, entre otros, el desarrollo del Proyecto de Subsidio Marítimo Tortel-Natales desde 2012 hasta que inició su operación en mayo 2016, el que se mantiene aún en servicio y que ha permitido conectar Chile por Chile por primera vez en su historia. El objetivo era dinamizar la actividad económica en el sur de Aysén, especialmente en Tortel y Puerto Edén, lo que se ha logrado con un sentido de equidad territorial, pero aún se requiere continuar con las siguientes etapas para consolidarlo. También tuve directa incidencia en que el proyecto de Fibra Óptica Austral ingrese a Aysén por Tortel. La fibra óptica ya está en Tortel. Esa experiencia sumada a otras gestiones, no sólo en Tortel, sino Aysén y Magallanes, me han permitido vislumbrar opciones, siguiendo procesos de desarrollo que se han llevado adelante en otros lugares de la Patagonia chilena y argentina.

Hielo Patagónico Sur para todos: propuesta

En torno a todas las localidades y atractivos de los campos de hielo patagónicos norte y sur, no hay opción de acceder directamente al plateau del Campo de Hielo para personas sin formación técnica , sólo es posible para aquellos con cierto nivel de entrenamiento y experticia, o por medio de transportes adecuados, además de hacerlo a un costo exorbitante, ello obviamente desincentiva al viaje y la experiencia para muchos.

En Campo de Hielo Norte el lugar más cercano de acceso es Glaciar Exploradores, interrumpido por el macizo del Monte San Valentín. En los alrededores de Campo de Hielo Sur: El Chaltén, El Calafate y Torres del Paine sólo lo pueden hacer mediante transporte aéreo o viajes especiales sobre el hielo, de varios días. El otro acceso marítimo resulta mucho más oneroso.

Villa O`Higgins otro punto de interés con potencial, tiene la dificultad de una navegación lacustre o la necesidad de una ruta terrestre de muchos kilómetros para poder conseguirlo, incluyendo el puente sobre el Río Pascua en alguno de sus puntos.

Por lo tanto y en general, hoy no hay en los principales centros turísticos en torno al Hielo Patagónico Sur, alternativas que permitan de manera fácil contemplar y realizar actividades sobre el plateau o meseta del hielo patagónico sur.

Un lugar estratégico para Chile

Existe, sin embargo, un lugar estratégico para acceder al plateau de Campo de Hielo Sur en el área de Bajo Río Pascua en la comuna de Tortel. Este territorio está siendo parte de una disputa entre la comunidad de Tortel y de la Región de Aysén, con Paola Luksic Fontbona a través de la Fundación Parque La Tapera y la SEREMI de Bienes Nacionales de Aysén, como ya publiqué previamente. Este agresivo plan de adquisiciones inevitablemente, además de involucrar organizaciones ambientalistas nacionales e internacionales con base en Chile, liga a Paola con su esposo, Oscar Leria Chateau empresario inmobiliario que tendría a su haber más de un millón de metros cuadrados construidos en Chile y otros países en proyectos de este tipo (Crónica Global, El Español, 2017), y quien a través de OSLER Inversiones, por ejemplo, desarrolla iniciativas inmobiliarias en Chile, España y Miami, tanto de proyectos propios, administración de proyectos de terceros, proyectos de segunda vivienda de alto valor, además apostando a la plusvalía, pero también diversificándose en la representación de futbolistas, la actividad ganadera y forestal, y el wellness. Así también a través de OSIM Inversiones, y junto a Patricio Rojas San Martín, se encuentra desarrollando proyectos inmobiliarios en España con una inversión estimada de sobre US$ 500 millones (La Tercera, 2018) , donde ya ha gestado la adquisición de unos 40.000 m2 del terrenos en el municipio más rico de España, Pozuelo de Alarcón (El Confidencial, 2018), por unos 30 millones de euros, y con la mira puesta también en Sevilla y Baleares, especialmente Ibiza, 200 millones de euros de inversión proyectada, sólo por mencionar algunas acciones y montos.

La visión del proyecto

En el sector de Bajo Río Pascua, el Cuerpo Militar del Trabajo CMT, culminó con inversión pública el acceso hasta mar en el Canal Baker del camino que es la continuidad de la Carretera Austral (Ruta 7). Quedó pendiente la construcción del puente sobre el Río Pascua en el Sector Lago Quetru, lugar donde originalmente se contemplada una de las tres represas de Hidroaysén en el Río Pascua.

Si se construye un camino desde Bajo Río Pascua donde ya está la Carretera Austral, hasta el Lago Bergues, continuado luego por el borde oeste del lago hasta el Glaciar Lucía, y luego instalar infraestructura tipo teleféricos y ascensores, incluso caminos (unos 20 km totales), sería factible acceder fácilmente al plateau de Campo de Hielo Sur y poder contemplar ese paisaje haciéndolo más accesible para todos los chilenos y turistas, y para otras actividades.

En la medida que éste sea el punto destacado de un viaje turístico, es posible crear y desarrollar un centro de turismo de clase mundial, como lo es El Calafate o Torres del Paine, en el área de Bajo Pascua, no sólo mediante acceso terrestre sino también mediante acceso marítimo orientado a cruceros, construyendo un terminal portuario especial en esa área. Entonces este territorio podría contar con acceso tanto terrestre vía Carretera Austral, y acceso marítimo para cruceros y también transbordadores.

Bases del proyecto

Para la propuesta del proyecto y sus componentes éstos abarcan aspectos de infraestructura pública, circuitos turísticos, estrategias de financiamiento, gestión privada, gestión pública nacional, regional y local, y también un esbozo de un cronograma de trabajo acciones a desarrollar, articulada y coordinadamente.

Infraestructura

El proyecto involucra en términos generales los siguientes elementos de infraestructura necesaria de desarrollar en etapas:

  • Construcción de camino de acceso de 15-20 km al límite del plateau de Campo de Hielo Sur por el Glaciar Lucía: 6,4 km hasta el Lago Bergues, 8 km bordeando el Lago Bergues y 5,5 km para llegar al borde del Glaciar Lucía y acceder al plateau o meseta Opazo, sobre el Campo de Hielo Sur, en el Parque Nacional Bernardo O’Higgins.
  • Alternativamente, contemplar la construcción de un teleférico u otra forma que facilite el acceso a plateau, o evaluar directamente la opción de camino hasta el plateau.
  • Construcción de un aeródromo y helipuerto en Bajo Pascua.
  • Construcción de un muelle para embarcaciones turísticas menores y mayores en Bajo Río Pascua, para la navegación al Glaciar Jorge Montt y la recepción de cruceros.
  • Construcción de un muelle lacustre en Lago Bergues para navegación al Glaciar Lucía.
  • Habilitación de un área de desarrollo hotelero y servicios turísticos, dotado de servicios básicos y espacios públicos: electricidad, agua potable, tratamiento de aguas servidas, manejo de residuos sólidos, telecomunicaciones.
  • Finalizar la construcción del puente sobre el Río Pascua
Figura 1: Desarrollo de infraestructura base para acceder a a Campo de Hielo Sur, por Lago Bergues-Glaciar Lucía

Circuitos y actividades turísticas potenciales

El desarrollo de este centro turístico de clase mundial para el acceso a Campo de Hielo Sur, se complementará con la oferta de una serie de circuitos turísticos tanto de hiking, escalada, rutas de hielo, navegación y padling en áreas silvestres protegidas, áreas privadas, entre otras, incluyendo la Fundación Parque La Tapera.

A modo de resumen sobre posibilidades, la Lámina 4 muestra opciones de circuitos y actividades turísticas base que se podrían desarrollar en este territorio, de manera de crear un mix de turismo en el territorio.

Figura 2: Posibilidades de circuitos y actividades turísticas en el Sector Glaciar Montt-Glaciar Lucía y Campo de Hielo Sur

Tiempo de ejecución

Evidentemente el proyecto necesita ser desarrollado en Etapas, pudiendo concretarse paulatinamente entre 5 a 15 años en un contexto de recesión y crisis post-pandemia, de acuerdo a las inversiones públicas y privadas que deban realizarse, y según la estrategia de trabajo público-privada-comunidad que se establezca.

Las acciones más relevantes del cronograma involucran:

  1. Obtención de consensos y voluntad política, comunal, regional y nacional.
  2. Desarrollo del Master Plan, consideraciones ambientales, coordinación y estrategias de inicio de inversiones.
  3. Articulación de financiamiento internacional, nacional, sectorial y regional, para iniciativas de inversión pública, terrestre y portuaria.
  4. Estrategias para licitaciones y loteos fiscales para inversión turística privada.
  5. Ejecución de inversiones y plan de promoción turística, pública y privada.
  6. Marcha blanca e inicio de operaciones.
  7. Gestión territorial en operación y crecimiento.

Estrategia de sustentabilidad económica, social y ambiental

Llevar adelante esta iniciativa requiere contar con financiamiento y decisiones políticas públicas, e inversiones privadas, por lo que se hace necesario una articulación público – privada, incluyendo la respectiva gestión de la administración comunal y servicios públicos regionales vinculados, consecuentemente con el apoyo de actores relevantes en diversos niveles. El carácter de transversabilidad y no de concentración monopolística u oligopolística, genera un sostén económico a la iniciativa, en la medida que más actores de menos peso económico cuenten con oportunidades para desarrollar emprendimientos, se genera un efecto de difusión de beneficios sobre más actores en el territorio, además de a la oportunidad de generar cluster, con múltiples proveedores, por sobre la integración vertical en pocas manos.

La articulación de proyectos de estas características requieren la legitimación social de las comunidades en dónde se va a insertar la iniciativa. Hoy en día, no basta con la legitimidad legal para que se desarrolle una actividad en un territorio en particular, sino que se hace imprescindible la legitimidad social del proyecto por parte de los afectados e interesados. Un caso paradigmático ha sido Hidroaysén de legalidad pero no de legitimidad social. Actuar de manera transparente frente a las comunidades, es el mejor camino para generar los soportes que den viabilidad a iniciativas que las impactan, algo que de manera sistemática tiende a no cumplirse.

Por otro lado, inherentemente proyectos de éstas características generan impactos sobre áreas con fragilidad ecológica y hábitat, el sentido mismo del proyecto obedece a valorizar los componentes de la naturaleza presentes. Es así que es posible encontrar balances, compensaciones y mitigaciones en estos términos. Más sin embargo, darle valor a la naturaleza per se, es una oportunidad para su conservación y recuperación, pero con un sentido social y económico territorial.

Esta iniciativa sin duda está en contraposición con los intereses de grupos económicos nacionales e internacionales que promueven una pseudo conservacionismo, apoyado por organizaciones que lucen como ambientalistas, pero que permiten un green washing a grupos económicos que basan sus negocios en extractivismo de alto impacto ambiental y social.

El caso de Villa Río Serrano en Torres del Paine

Por experiencia profesional pude conocer el plan de desarrollo de una villa turística en Magallanes con estas características: Villa Río Serrano, próximo a la entrada sur del Parque Nacional Torres del Paine. Si bien ha recibido algunas contramanifestaciones por parte de empresarios turísticos de Puerto Natales, ha continuado su proceso de desarrollo paulatino, abordando soluciones para loteos por parte de Bienes Nacionales para emprendimientos nacionales, regionales y locales, de superficies pertinentes, con áreas públicas y áreas para servicios públicos.

Actualmente y de manera paulatina, esta localidad va desarrollando su crecimiento y consolidación como villa turística, combinando la iniciativa pública y privada, junto a las administraciones comunales que se suceden. Además se está considerando éste sector como el inicio de la continuidad de la Carretera Austral desde Magallanes. Algún día podremos ir entre Bajo Río Pascua y las Torres del Paine, por territorio nacional en vehículo.

Esta situación constituye un caso relevante de poder considerar como modelo a replicar y mejorar, a fin de llevar adelante un proyecto como el que se plantea en este artículo.

Liderazgo para el desarrollo de Aysén y sus territorios

Esta propuesta es una alternativa que propende a generar condiciones de desarrollo para los habitantes del sur de Aysén, y para la región, con un sentido de pertinencia económica, ambiental, social y geopolítica, aprovechando la potencialidad de lo que cuenta Tortel: áreas silvestres protegidas y naturaleza. Modelos y propuestas como estas debieran ser pilares para el trabajo en otros territorios con oportunidades similares, con la respectiva protección.

La planificación territorial regional en Aysén, realizada principalmente desde los escritorios de los funcionarios públicos y de los intereses principales de Coyhaique y Puerto Aysén, en coordinación con los intereses de regiones contiguas y de corte nacional, sin duda no contribuyen a que estos procesos puedan consolidares de manera adecuada. Se requiere acción gremial, social y política de base local con mirada internacional para poder gestar transformaciones que trasciendan los intereses de pocos, por los intereses de muchos.

La acción política y económica concertada permitió por ejemplo el desarrollo del El Calafate así como El Chaltén de nuestros vecinos en Santa Cruz, Argentina. Néstor Kirchner como Gobernador de Santa Cruz y luego presidente de Argentina, así como su esposa y presidente Cristina Fernández de Kirchner, lo fortalecieron, aún con los matices respecto a temas de orden judicial.

Sin duda que la Patagonia Chilena necesita líderes preparados que representen los intereses del territorio y de su gente realmente para poder realizara acciones de desarrollo significativo. Quizá en este nuevo proceso eleccionario y transformación social tanto de Consejeros Regionales, Alcaldes, Concejales y Gobernador/a Regional, podamos tener la sabiduría y capacidad cívica de elegir representantes pertinentes y que no muestren la verdadera careta a mitad de camino, como ya nos ha pasado.

Vamos por un proyecto de desarrollo real para nuestros territorios y para todos.

Trabajos en la Carretera Austral Sur

Pavimentar el sur de Aysén va a costar unos US$1.400 millones de dólares y demoraremos 150 años

En artículos anteriores revisé cuánto necesitábamos pavimentar en el sur de Aysén, según diversos tipos de proyectos, y calculé a partir de un caso, la inversión por kilómetro pavimentado y la estimación de la tasa de pavimentación. Surge preguntarse luego, cuánto va a costar pavimentar completamente las rutas principales y cuánto tiempo nos va a tomar hacerlo íntegramente.

Indicadores Básicos de Eficiencia de Pavimentación

A partir de la información del artículo Pavimentar la Carretera Austral en el sur de Aysén cuesta $2.000 millones de pesos el kilómetro estimé los siguientes indicadores de eficiencia del proyecto código BIP 30271072-0, MEJORAMIENTO RUTA 7 SUR. SECTOR: CERRO CASTILLO-ALCANTARILLA CASCADA.

INDICADORVALORUNIDAD
   
Monto de la Inversión$57.865millones de pesos
Tiempo entre inicio y término8Años (2014-2021)
Kilómetros pavimentados30km
   
Tasa de Pavimentación3,75km/año
Inversión por Kilómetro Pavimentado$1.928,8millones de pesos el kilómetro
CUADRO 1. Resumen de indicadores de desempeño proyecto código BIP 30271072-0, MEJORAMIENTO RUTA 7 SUR. SECTOR: CERRO CASTILLO-ALCANTARILLA CASCADA, en base a valores proyectados y moneda presupuestaria 2020.

Magnitud de la pavimentación

Luego a partir de las estimaciones de la rutas y distancias, calculé cuántos kilómetros necesitamos pavimentar según el esquema del mapa siguiente.

Esquema general y estado de avance proyecto de pavimentación Carretera Austral en las Provincias de General Carrera y Capitán Prat, datos a marzo de 2020.
ValoresPavimentadoObra BásicaTrabajos Obra BásicaSin Pavimentar (Obra Básica y Pavimentación)Nuevo ProyectoTotal general
kilómetros13,017,015,0543,022,0610,0
% kilómetros2,2%2,8%2,4%89,0%3,6%100,0%
Resumen de avance de pavimentación para conectar el sur de Aysén.

Con esta información se establece un requerimiento de pavimentación de 517 km en total, de manera preliminar.

Estimaciones para la Pavimentación del Sur de Aysén: Kilómetros, Años y Montos de Inversión

Teniendo en cuenta el requerimiento de pavimentación de las Provincias de General Carrera y Capitán Prat, y utilizando los siguientes parámetros de desempeño, detallados en los puntos anteriores, es posible efectuar una estimación de tiempo y costos de inversión para poder completar los 597 kilómetros de pavimentación necesarios para el sur de Aysén.

ValoresObra BásicaTrabajos Obra BásicaObra Básica y PavimentaciónNuevo ProyectoTotal general
Kilómetros171554322597
Años441365149
Inversión ($MM)$31.093$26.702$977.542$39.169$ 1.074.506
Proyecciones de Pavimentación del Sur de Aysén: Kilómetros, Años y Montos de Inversión actuales y proyectados para su ejecución.

Resumen de inversión y tiempos para pavimentar el sur de Aysén

Basado en datos de tasa de pavimentación de 3,75 km/año, y costo conservador de $1.800 millones de pesos el kilómetro pavimentado, se obtiene que para poder pavimentar al ritmo actual los 597 kilómetros restantes.

Considerando sólo trabajos en un solo frente, como hasta ahora, concretar la pavimentación de las principales rutas del sur de la Región de Aysén, tomará unos 150 años, terminando de construirse en el año 2163.

Para lograrlo podrían requerirse a valor moneda 2020, alrededor de $1.074 billones de pesos, lo que equivale a unos USD $1.432 millones de dólares con un valor del dólar de $750 pesos.

ValoresTotal generalAño InicioAño Término
Kilómetros Totales597  
Años de Ejecución14920142163
Inversión Total Estimada ($MM)$ 1.074.506Millones de pesos 
Inversión Total Estimada (USD$MM)*$USD $1.432Millones de Dólares 
FUENTE: por el autor en base a datos BIP y Dirección de Vialidad.
*: Calculado en base a valor dólar de $750

Revisar la estrategia de conectividad física del sur de Aysén

A la luz de las evidencias, y al ritmo actual, se requiere efectuar un análisis en profundidad de la forma en que se está abordando el mejoramiento de la conectividad física del sur de la Región de Aysén y en ese sentido se hace necesaria revisar alternativas de inversión que mejoren tanto la eficiencia como la eficacia de la estrategia.

El volumen de lo recursos involucrados, los tiempos necesarios para lograrlos y los requerimientos de los habitantes del sur de Aysén lo ameritan.

Proyecto de pavimentación del sur de Aysén

¿Cuántos kilómetros se necesitan para pavimentar el sur de Aysén?

Pavimentar el sur de Aysén, presenta desafíos de los cuales no tenemos una adecuada conciencia, no sólo de distancias, montos de inversión, sino también en tiempos de ejecución. Necesitamos conocer estos elementos para tener una opinión fundamentada respecto de una asignación óptima de recursos procurando promover un adecuado y balanceado desarrollo regional. En este primer artículo revisaremos cuánto nos falta por pavimentar del sur de Aysén.

Mauricio Aguilera López

Conectar el Sur de Aysén

El proyecto de Pavimentación de la Carretera Austral Sur, no implica exclusivamente a la Ruta 7, sino que debe plantearse como una estrategia de interconexión de distintas localidades en el sur de Aysén, dado que no es posible considerar la pavimentación de un eje estructurante, sin, además, consolidar centros poblados que requieren hacer uso de un sistema de conexión terrestre apropiado.

Teniendo presente esta variable, a efectos de considerar los requerimientos de pavimentación para el sur de Aysén, se considera esencialmente la conexión de la Comuna de Chile Chico, a través de la Ruta CH-265, que vertebra las localidades de Puerto Guadal, Mallín Grande, Fachinal y Chile Chico, así también, la pavimentación de la Ruta X-84, que conecta Caleta Tortel con la Ruta 7 a la altura del Río Vagabundo.

Ello implica poder pavimentar unos 610 km de varias rutas en el sur de Aysén, como se muestra en la FIGURA 4, donde además se indica el estado de avance de cada tramo,  de acuerdo a la información pública y la evidencia de los trabajos en terreno a marzo de 2020.

De acuerdo a la información recopilada, el sur de Aysén requerirá pavimentar unos 610 km de varias rutas, a fin de generar una interconexión entre las distintas localidades.

El desarrollo de proyectos se debiera realizar principalmente sobre la base de los trazados existentes, lo que se usó como base para estimar la cantidad total de kilómetros a pavimentar, así como los estándares de construcción vigentes para la construcción de carreteras, los que se consideran en la Evaluación Social de Proyectos.

Esquema general y estado de avance proyecto de pavimentación Carretera Austral en las Provincias de General Carrera y Capitán Prat, datos a marzo de 2020.

Avance Pavimentación del Sur de Aysén: Kilómetros actuales y proyectados para ejecución

De acuerdo a la meta de 610 kilómetros aproximados que requieren de pavimentación en el Sur de Aysén, a la fecha, marzo 2020, se han pavimentado efectivamente unos 13 kilómetros, entre Cerro Castillo y Laguna Verde, lo que representa un 2,16% del total proyectado.

En obra básica se encuentran construidos a la fecha, 17 kilómetros (2,83%), quedando pendiente su pavimentación (Laguna Verde – Alcantarilla La Cascada)

Adicionalmente, entre Alcantarilla La Cascada – San Sebastián, se encuentran en trabajos de obra básica 15 km, lo que equivale al 2,43% del total.

Considerando el total de tramos a pavimentar para conectar las localidades relevantes del sur de Aysén, de los 610 km estimados, existen 543 km de obras básicas y pavimentación pendiente, equivalente al 89,01% del total a pavimentar en este territorio.


Avance Pavimentación del Sur de Aysén: Kilómetros actuales y proyectados para ejecución. Datos a marzo 2020.

Adicionalmente, para consolidar la interconexión vía terrestre se requiere construir un nuevo proyecto en un tramo de 22 km aproximadamente, entre Puerto Yungay y Río Bravo, lo que equivale al 3,57% de la ruta necesaria de pavimentar.

Resumen de Avance Pavimentación del Sur de Aysén: Kilómetros

Teniendo en cuenta lo indicando en el análisis anterior, se presenta desglose por tramo, rol de la ruta, y los kilómetros de avance según estado.

NOMBRE TRAMORolPavimentadoObra BásicaTrabajos Obra BásicaObra Básica y PavimentaciónNuevo ProyectoTotal
01-Cerro Castillo – Laguna VerdeRuta 71313
02-Laguna Verde – Alcantarilla CascadaRuta 71717
03-Alcantarilla Cascadas – San SebastiánRuta 71515
04-San Sebastián  – Puente Las OvejasRuta 71515
05-Puente Las Ovejas – Puerto TranquiloRuta 75858
05-Puerto Tranquilo – CochraneRuta 7113113
06-Cochrane – Puerto YungayRuta 7122122
07-Río Bravo – Cruce Río PascuaRuta 799
08-Cruce Río Pascua – Villa O’HigginsX-919090
09-Cruce El Maitén – Chile ChicoCH-265114114
10-Cruce Ruta 7 (Vagabundo) – Caleta TortelX-842323
11-Puerto Yungay – Río BravoSin Rol2222
Total general13171554322610

Desglose de tramos a pavimentar en el Sur de Aysén

A partir de la información anterior se entrega el resumen general del avance de pavimentación para el sur de Aysén, en kilómetros.

Valores Pavimentado Obra Básica Trabajos Obra Básica Obra Básica y Pavimentación Nuevo Proyecto Total general
Km 13 17 15 543 22 610
% km 2,16% 2,83% 2,43% 89,01% 3,57% 100,00%
Resumen de avance de pavimentación para conectar el sur de Aysén.

Respuesta

Para poder interconectar , quedan pendientes de pavimentar unos 597 km el sur de Aysén, incluyendo los kilómetros en obra básica, trabajos de obra básica, proyectos que requieren obra básica y pavimentación y la construcción de un proyecto nuevo, teniendo como información datos al año 2020.

Aysén y Salmonicultura

Artículo originalmente publicado en el Diario El Divisadero en junio de 2015, que revisa la situación de Aysén frente al desarrollo salmonero, su importancia relativa en producción y economía.

Importancia de la Región de Aysén para la salmonicultura en Chile

La región de Aysén genera en torno al 48,5% de la producción de salmónidos de Chile a 2014, unas 407.128 toneladas. La región de los Lagos aporta con el 46,9% de la producción, y aporta con unas 393.421 toneladas. Para poder generar esos niveles de producción se han debido generar condiciones para que las convenciones acuícolas se ubiquen en el territorio marítimo aysenino o maritorio regional, donde gran parte del archipiélago de los Chonos y de las Guaitecas han sido sujeto de una carrera olímpica por acaparar la mayor cantidad posible de concesiones. Las cifras lo indican, en 2013 existían unas  708 concesiones distribuidas en 37 barrios sanitarios salmoneros, pero sólo unas 276 concesiones de acuicultura, es decir, un 39% de ellas fueron utilizadas para engordar salmónidos.

Este proceso de acaparamiento se ha hecho ha  sin duda  a costa de grandes  sacrificio de la Región de Aysén.

Regalías de la Región de Aysén a la Salmonicultura

Ha debido ceder parte importante los límites marinos de la Reserva Nacional Las Guaitecas a la actividad salmonera, es decir, un área de conservación del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas ha sido sacrificada para el desarrollo de la industria. Esta Reserva Nacional abarca más de 1.065.000 hectáreas en ambientes terrestres, lo que representa el 20% de los SNASPE de la Región de Aysén, los que al considerar sus límites marinos podría estar llegando a una superficie de 1.915.000 hectáreas. Es decir, unas 800.000 hectáreas marítimas de la RN Las Guaitecas quedaron susceptibles de formar parte de las Áreas Aptas para la Acuicultura o AAA de la Región de Aysén. Ello sin considerar los límites marítimos del Parque Nacional Isla Magdalena, donde se emplazan otras AAA, y parte de los límites marítimos del PN Laguna San Rafael en sector Estero Cupquelan, donde desagua el Río Exploradores desde el Glaciar Exploradores, ruta de navegación para las embarcaciones de turismo que efectúan viajes al Glaciar San Rafael en programas de turismo desde Puerto Tranquilo. También porciones del límite marítimo del PN Bernardo O’Higgins en el sector Glaciar Jorge Montt en la comuna de Tortel, tienen establecidas AAA.

Existe un dictamen de la Contraloría General de la República que impediría el establecimiento de AAA y de concesiones de acuicultura en los límites marinos de los Parques Nacionales que los tienen.

El establecimiento de concesiones para la salmonicultura, también se ha hecho a costa de la actividad pesquera artesanal de Aysén, en particular los fondeaderos para la navegación y rutas de navegación, además de algunas zonas de extracción de recursos bentónicos, por mencionar algunas.

En lo medioambiental, las prácticas productivas donde la sobrecarga de peces en las columnas de agua, ha generado condiciones de hipoxia (bajo nivel de oxígeno en el agua) o anoxia (sin oxígeno) por procesos de aumento del nivel de compuestos orgánicos asociado a la degradación por pérdidas de alimento no consumido que se depositan en los fondos de los centros salmoneros y las fecas de los propios salmones.

¿La Región de Aysén ha ganado algo con la salmonicultura?

Ahora bien, surge la pregunta de si ha valido la pena ese sacrificio como aporte al desarrollo regional.

La primera arista es el aspecto económico en el aporte regional. Pues bien, mientras la región de Aysén aporta con el casi el 50% de la producción de salmones de Chile, sólo exporta unos $239,36 millones de dólares a 2011, mientras que la Región de los Lagos exporta unos $2.409,50 millones de dólares a 2011 (En base a datos del Servicio Nacional de Aduanas). Es decir, con el 48,5% de la producción nacional de salmones, la Región de Aysén aportaría con sólo el 8,8% de las exportaciones nacionales de salmónidos (en base a datos de aduana, 2011) y la Región de Los Lagos, que cosecha el 46,9% de la producción nacional, percibe casi el 90% de los ingresos por concepto de exportaciones de salmón de Chile. La industria salmonera indica que aporta con un 20% del PIB regional de Aysén. Sin embargo, aduce que los desafíos del desarrollo salmonero para Aysén son: conectividad, mano de obra, energía y la ausencia de un relleno sanitario industrial.

En segundo lugar el componente de empleabilidad donde el mismo representante de Salmón Chile en Aysén reconoce que “la salmonicultura entrega empleo directo a 5.500 personas en la Región de Aysén. De esta cifra, 3.700 trabajan en centros de cultivos (67%). El resto (unos 1.800 personas, 33%) en las plantas de procesamiento, administración y piscicultura. De las 3.700 personas, el 70% viene de otras regiones” (Revista Aqua 182, marzo 2015). Es decir, para desarrollar la actividad salmonera en Aysén se requiere mano de obra de otras regiones. Por lo tanto la línea argumental de generar empleo parece no ser realmente un beneficio para el desarrollo económico regional, dado que los ingresos pagados por sueldos y salarios a los trabajadores de la salmonicultura, se gastarían principalmente en otras regiones del país, quedando a nivel regional, el consumo en restaurantes, el transporte marítimo y terrestre del personal hacia los aeropuertos o puertos y los hospedajes en los cambios de rol de los centros.

Otro componente es el desarrollo de los servicios vinculados al desarrollo de la industria. Qué decir. ¿Dónde están las empresas que transportan las cargas de los centros salmoneros de Aysén por vías marítimas? ¿Las empresas que desarrollan productos veterinarios para el tratamiento de enfermedades?¿Las empresas que desarrollan tecnologías para todas las fases del ciclo salmonero?¿las empresas que producen alimentos para los peces?¿Las empresas que prestan servicios de buceo para mantención de centros y extracción de mortalidad?¿Las empresas que proveen servicios de transporte aéreo de personal? La respuesta es por todas conocidas. La gran mayoría de esas empresas tiene su asiento en la Región de los Lagos, generando aporte y desarrollo económico a esa región a partir de la explotación de recursos de Aysén.

Sólo por mencionar. El PIB de la Región de los Lagos a 2013 es de unos $2.686.048 (millones de pesos de 2008), mientras el PIB de la Región de Aysén es de unos  $561.966 (millones de pesos de 2008) y de Magallanes unos $887.953 (millones de pesos de 2008). En el caso de la Región de Los Lagos, el 11% del PIB es por la Industria Manufacturera (procesamiento de productos), 11,3% por transporte (marítimo, terrestre y aéreo) y 11,2% por servicios financieros (créditos, capital de trabajo entre otros), elementos claves de la industria salmonera y pesquera. En Aysén, 2,2% es industria manufacturera, 5,8% es Transporte y 2,5% Servicios Financieros y Empresariales.

La Región de Aysén está subsidiando el desarrollo económico de la Región de los Lagos

En resumen, desde el punto de vista económico, debido a las falencias estructurales de la región de Aysén ya conocidas por todos, el territorio de Aysén se encuentra subsidiando el desarrollo económico de la Región de los Lagos, a costa del sacrificio de bienes públicos de la región, y con aportes marginales desde el punto de vista del beneficio económico a las localidades.

En ese sentido, la intendenta de Aysén Ximena Órdenes ha sido muy clara en la entrevista entregada a la Revista Aqua (Nº 182, Marzo 2015): “El gran desafío es que la producción de salmónidos sea procesada en nuestra región” comprendiendo las implicancias en capturar el mayor valor agregado posible de la industria en la región.

A costa del impacto ambiental de las aguas costeras de Aysén

La otra arista es la ambiental. Ya se indicó previamente el sacrificio sobre bienes públicos que ha debido hacer la región para el desarrollo de la industria, en este caso su borde costero y límite marinos de SNASPE. Pero además las consecuencias ambientales sobre las sobrecarga de peces en los centros, sobre la contaminación y degradación de las columnas de agua y fondos de mar en los sectores que se instalan, no sólo por los alimentos que caen al fondo y las fecas de los salmones sino también los usos y/o abusos de antibióticos para el control de enfermedades. Botón de muestra: en el año 2013 la industria salmonera nacional habría utilizado unos 450.700 kilos de antibióticos, léase bien 450 toneladas de antibióticos, mientras que en el mismo año en Noruega que produce más salmones que Chile se utilizaron 972 kilos, 0,972 toneladas. Llevado a burdo análisis de tratamiento para un refrío con penicilina en pastillas, alcanzaría para tratar por una vez a unas 37.558.333 de personas en un año, asumiendo 500 mg, cada 8 horas por 8 días (0,012 kg de penicilina por persona por tratamiento para adultos). Esos antibióticos van a para en algún porcentaje al medioambiente modificando las cadenas tróficas de las relaciones ecológicas de los ambientes marinos donde se insertan. Quizá los pescadores artesanales puedan contarnos qué pasa cuando hay tratamientos de salmones asociado a virus ISA, SAR`s y Caligus. Es decir, algo no está funcionando bien en la industria salmonera nacional en lo sanitario y por defecto en lo ambiental.

La industria en conjunto con SUBPESCA, buscan hoy ampliar sus áreas de operaciones en la región. Se necesitan nueva zonas para desarrollar su actividad, declarar nueva áreas aptas para la acuicultura, relocalizar centros que ya no pueden utilizar por los niveles de contaminación, entre otras cosas. Para ello propenden a la expansión y relocalización hacia zonas sensibles de Aysén. La incipiente industria turística ha percibido el problema. La salmonicultura atenta contra el principal valor de Aysén para su desarrollo, la naturaleza  y su patrimonio ambiental y cultural. También la pesca artesanal.

La necesidad de debates sobre el desarrollo de la industria salmonera en Aysén

Creo que es el tiempo para iniciar un debate sobre lo que la región espera y de cómo resolver el desafío de que efectivamente la industria salmonera deje mayor valor agregado de su producción en Aysén, más que aumentar las superficies para desarrollar su actividad a costa de otros sectores productivos regionales como pesca artesanales y turismo, comunidades locales, comunidades y pueblos originarios litorales, entre otros, así también cómo desarrolla su prácticas productivas. Creo también que Aysén ya no debe seguir subsidiando el desarrollo de otra región a costa de perder o deteriorar su patrimonio ambiental, sin beneficio económico para nuestra región. Es el tiempo de que Aysén en conjunto con las diversas industrias y actividades económicas, resuelva los temas estructurales de desarrollo económico, ambiental y social, y focalice las estrategias de acción, más que de las políticas públicas nacionales, sobre la base de un desarrollo verdaderamente regional,  de lo contrario aumentarán los riesgos de movilizaciones sociales y los desequilibrios territoriales.

Espero no estar hablando de esto en unas décadas más cuando ya no quede actividad salmonera, como hoy casi no queda actividad pesquera en la región, hipotecando, literalmente,  nuestro  territorio marítimo y nuestro desarrollo regional.